Problemas primaverales:
las alergias en nuestras mascotas

A Media Lúa: Juguetes para perros


Con la primavera llegan las temperaturas suaves, la humedad, la polinización de árboles y plantas y, junto a todo ello, uno de los problemas más frecuentes sufridos por nuestras mascotas: las alergias.

¿QUÉ SON LAS ALERGIAS?

Las alergias son una enfermedad en la que el sistema inmunitario (las defensas) reacciona de manera exagerada ante ciertos agentes como los ácaros, pólenes, alimentos o fármacos, entre otros.

Estos agentes se denominan alérgenos, y la reacción puede producirse tanto a través del contacto con la piel como por inhalación o ingestión.

¿QUÉ ALÉRGENOS SON MÁS FRECUENTES?

Según la época del año, el tipo de alérgeno más habitual varía: así, mientras en primavera resultan más frecuentes los pólenes, en otoño lo son los ácaros y los hongos.

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?

Las reacciones se manifiestan en las mascotas como un problema cutáneo, cuyo principal síntoma es el prurito o picor que, al provocar un excesivo rascado, causa pérdida de pelo e infecciones bacterianas por levaduras.

¿CUÁNDO APARECEN POR PRIMERA VEZ?

Las dermatitis alérgicas suelen aparecer por primera vez en animales jóvenes (de entre 1 y 3 años de edad) de ambos sexos, y en muchas ocasiones se trata de un problema estacional que aparece en primavera y desaparece después del verano.

¿CÓMO EVOLUCIONAN LAS ALERGIAS?

Con el tiempo, el animal puede empeorar y los periodos de crisis volverse más largos, aunque con un buen tratamiento es posible reducir bastante estos problemas primaverales.


Un ejemplo de todo esto que os explicamos son nuestras queridas Lúa (Bulldog francés) y Laika (Dogo alemán).


Lúa

Lúa


Lúa tuvo la suerte de acabar viviendo en casa de Ramón y Marta y, a pesar de la obvia diferencia de tamaño con su gran compañera Laika, ella es la del carácter en la familia. Y así, con todo su nervio, se pasó por el quirófano de A Media Lúa a los pocos meses de vida, con una fractura de codo. Está claro que es la del carácter, ¡pero también la pupas!


Lúa

Lúa, recuperándose tras su operación de codo


De hecho, Lúa nos visita a menudo debido a los problemas de alergias típicos de los Bulldog y, aunque resultó difícil, todas acabamos haciéndonos muy amigas suyas.


Laika

Laika


Por su parte, Laika nos visita mucho menos pero, cada vez que entra por la puerta, consigue que toda la clínica se paralice ante su pausada elegancia: ¡si es que es toda una preciosidad!

AddThis Social Bookmark Button