Sphynx o gatos sin pelo:
una raza tranquila, cariñosa y pacífica

Sphynx o gatos sin pelo


Hoy os hablamos de los Sphynx, una variedad rara de gatos comúnmente conocidos como gatos sin pelo, y aprovechamos para presentamos a Spok, uno de nuestros grandes amigos y pareja inseparable de Lola.

El Sphynx o gato esfinge se reconoce por su cabeza triangular, orejas anchas y abiertas y ojos atentos en forma de grandes limones. Su principal característica es la falta de pelo general, debida a una mutación genética, y tiene la piel cubierta por una fina capa de vello, prácticamente imperceptible a la vista y al tacto.

Se trata de una raza de gato tranquila, cariñosa, pacífica y bastante dependiente de sus dueños. Rechonchos y alargados, pueden alcanzar hasta 6 kg de peso y, aunque parezcan débiles, en realidad son fuertes y musculosos. De hecho, nunca encontraréis ejemplares de tamaño pequeño.

A pesar de tener una espesa capa de grasa subcutánea, su falta de pelo provoca que no toleren bien el frío, por lo que resulta muy importante tener cuidado con los cambios de temperatura.

En A Media Lúa tenemos la suerte de conocer a Lola y Spok, dos simpáticos Sphynx que, cada vez que nos visitan, nos demuestran su calma, su serenidad y su saber estar.


Sphynx o gatos sin pelo

Spok


Lola es mucho más expresiva, curiosa y exploradora durante las consultas, contrastando con el carácter cariñoso y, en palabras de su dueña Andrea, «casi perruno» de su inseparable compañero Spok. De hecho, sólo este último se ha dejado fotografiar...

AddThis Social Bookmark Button