Carcinoma de células escamosas

Clínica veterinaria A Media Lúa: Carcinoma de células escamosas


El carcinoma de células escamosas es un tipo de tumor maligno que suele afectar a gatos blancos o de capa clara, en zonas de poca pigmentación y poca densidad de pelo: lo analizamos en este artículo.


FACTORES A TENER EN CUENTA

El carcinoma de células escamosas suele afectar a las orejas, aunque también puede darse en otras áreas como nariz, boca o párpados. Está favorecido por la exposición solar intensa, debido a la radiación ultravioleta, por lo que se presenta más frecuentemente en gatos con acceso a exterior, y los signos clínicos empeoran en las épocas de más sol.

En las orejas se presenta inicialmente como una zona de rojez a lo largo de los bordes, que se curvan ligeramente hacia arriba de una forma anormal, y que evoluciona apareciendo heridas y úlceras, y a largo plazo se va destruyendo tejido del pabellón auditivo. El picor que le causan al gato las lesiones suele provocar que el propio animal las empeore rascándose.


PREVENCIÓN

La mejor solución es la detección precoz y evitar que los gatos permanezcan expuestos a radiación solar intensa, sobre todo aquellos con áreas de pelaje blanco en zonas como orejas y cara. Algunos gatos pueden tolerar la aplicación de pomadas de protección solar de factor de protección elevado, en nariz y orejas.

Una vez que se detectan las lesiones, la extirpación quirúrgica de las zonas afectadas sigue siendo hoy en día la medida de tratamiento más efectiva, pero esta, si bien en las orejas puede llevarse a cabo, en zonas como la cara o la nariz puede no ser efectivo ni factible en ocasiones. La criocirugía o la radioterapia pueden ser alternativas a considerar en estos casos.

El pronóstico es más favorable si puede eliminarse todo el tejido canceroso junto con un margen de seguridad amplio de tejido sano para evitar recidivas. En el resto de casos el pronóstico es reservado.

AddThis Social Bookmark Button