¿Por qué recomendamos desparasitar
a las mascotas antes de vacunarlas?

Clínica veterinaria A Media Lúa: Desparasitar antes de vacunar


En la clínica veterinaria A Media Lúa siempre insistimos en la importancia de desparasitar a las mascotas antes de vacunarlas: en este artículo os explicamos por qué, y resolvemos alguna otra duda relacionada con el sistema inmunitario de los animales.


EL SISTEMA INMUNITARIO Y SUS LIMITACIONES

El sistema inmune o inmunitario es lo que comúnmente se conoce como «las defensas» del organismo, ya que protege tanto a nuestros mejores amigos como a nosotros de las amenazas del ambiente que suponen los patógenos como virus, bacterias, etc.

Es decir, este sistema actúa defendiéndonos de cualquier sustancia o agente invasor que pueda suponer un peligro o una amenaza contra nuestra salud. El problema viene porque posee una cierta capacidad de respuesta, pero es limitada, y cuando las diferentes amenazas la vencen o superan se produce la enfermedad.


POR QUÉ ES IMPORTANTE DESPARASITAR ANTES DE VACUNAR

Cuando el veterinario vacuna a un animal, lo que hace es «presentar» una pequeña parte de un virus u otro patógeno ante su sistema inmunitario, para que este lo reconozca y aprenda a defenderse de él en un futuro, y nos interesa que el sistema inmune centre toda su atención en el peligro que le estamos «presentando». Si el animal está parasitado en ese momento, parte de su sistema inmune estará prestando atención a dichos parásitos y, por lo tanto, creará, por así decirlo, la mitad de defensas frente a la vacuna que le aplicamos.

Este es el motivo por el que debemos evitar vacunar animales sin desparasitar previamente, así como hembras durante el celo, o animales que estén enfermos o cuya salud no esté al 100%.

Debido a que el sistema inmunitario es olvidadizo, es importante revacunar a las mascotas periódicamente para mantenerlas bien protegidas frente a las enfermedades.


ENFERMEDADES AUTOINMUNES

Las enfermedades autoinmunes son muy frecuentes en nuestros días en las personas, y las mascotas no son una excepción. En general, y para entendernos, son aquellas enfermedades en las que el propio sistema inmune de la persona, o en este caso la mascota, actúa de forma errática, atacando al propio organismo al que debería defender.

Se trata de un grupo de enfermedades muy extenso, de naturaleza muy variada y compleja. Comprenden, entre otras, las alergias (como la dermatitis atópica o las intolerancias alimentarias), otras enfermedades de la piel (como el lupus) y de órganos internos (como las que afectan al intestino), e incluso el llamado «ojo seco», que se debe a un defecto en la producción de lágrima.

La inmunología es un campo extenso e interesante, que cuenta con muchísimas implicaciones en la salud de personas y mascotas. Al fin y al cabo resulta que no somos tan diferentes, ¿no os parece?

AddThis Social Bookmark Button