Objetos extraños en estómago e intestino
de mascotas: el caso de Kaisser

Clínica veterinaria A Media Lúa: Objetos extraños en estómago e intestino de mascotas


Durante nuestra experiencia como veterinari@s nos hemos encontrado con todo tipo de objetos extraños en estómagos e intestinos caninos y felinos. Sin embargo, el caso de Kaisser es uno de los más curiosos que nos hemos encontrado en los últimos años: os lo contamos a continuación.

Kaisser acudió a consulta por una picadura en la cola, pero este problema pasó pronto a un segundo plano ya que, en un corto periodo de tiempo, aparecieron numerosos síntomas como vómitos constantes, debilidad y un cuadro de abdomen agudo. Cuando suceden cosas como esta, nuestra experiencia siempre nos lleva a indagar sobre «desapariciones» curiosas en casa. En el caso de Kaisser, sus propietarios nos comentaban que habían echado en falta una venda de gasa completa.

Comenzamos a realizarle las pruebas correspondieres, entre ellas unas radiografías de contraste que hacían sospechar que teníamos un cuerpo extraño en el estómago. Nuestras sospechas se confirmaron cuando, al palpar el estomago, Vicky se encontró con algo que no debería estar allí. Al abrir nos encontramos con la venda desaparecida, que había formado un nudo que obstruía totalmente la salida del estomago, impidiendo que pudiese vaciar su contenido.


Clínica veterinaria A Media Lúa: Objetos extraños en estómago e intestino de mascotas

Inicio de la apertura del estómago


Sin embargo la aventura no iba a terminar aquí. El resto de la venda había avanzado por el intestino delgado, complicando la obstrucción presente en el estómago con una obstrucción por cuerpo extraño lineal en una parte enorme del intestino.

Este hallazgo complicaba considerablemente la cirugía ya que, para extraer un cuerpo extraño lineal sin producir lesiones importantes, es necesario realizar incisiones en diferentes puntos del intestino, e ir sacando los trozos de la gasa en fragmentos pequeños sin arrastrar, para evitar desgarros.


Clínica veterinaria A Media Lúa: Objetos extraños en estómago e intestino de mascotas

Incisiones en el intestino


Además debemos ir comprobando que, al cerrar estas incisiones, el intestino es funcional y mantiene su peristaltismo. También hay que valorar que no existen pérdidas hacia el abdomen, de ahí que se trate de una cirugía larga y tediosa.


Intestino al inicio de la cirugía


Tras varias incisiones nos quedaba el trabajo final, que era abrir el estomago para poder retirar el nudo que estaba allí formado. En el caso de Kaisser, según avanzábamos en la cirugía el intestino iba volviendo a su posición normal, recuperando su color y motilidad normal, haciendo posible conservarlo integro.


Intestino recuperando su color normal


Clínica veterinaria A Media Lúa: Objetos extraños en estómago e intestino de mascotas

La «dichosa» gasa al completo, una vez extraída


Kaisser es un perro de raza grande, lo que hace que tenga una predisposición muy elevada a padecer dilatación-torsión de estómago. Por ello, aprovechamos la cirugía para realizar una gastropexia, que consiste en fijar el estómago para reducir al máximo las probabilidades de que padezca esta patología.

Tras este tipo de cirugías son necesarios unos primeros días de hospitalización y, posteriormente, un postoperatorio con gran cuidado en casa, iniciando la alimentación del animal con dietas especificas, medicación y muchos mimos para alcázar un éxito total.


Clínica veterinaria A Media Lúa: Objetos extraños en estómago e intestino de mascotas

Kaisser recuperándose de la anestesia


La familia de Kaisser ha llevado un postoperatorio fantástico, y nuestro «Pequeño Poni» se encuentra totalmente recuperado! A ellos queremos agradecerles su confianza en nuestro equipo, y a él, que sea tan sumamente paciente y mimoso, ya que nos ha facilitado muchísimo nuestro trabajo en todo momento.


Clínica veterinaria A Media Lúa: Objetos extraños en estómago e intestino de mascotas

Kaisser ya totalmente recuperado de la intervención

AddThis Social Bookmark Button