Garrapatas: un peligro para
mascotas y humanos

Clínica veterinaria A Media Lúa: Garrapatas, un peligro para mascotas y humanos


Con la llegada del buen tiempo empieza la época en que más debemos proteger a nuestras queridas mascotas de las temidas garrapatas: en este artículo os ofrecemos más información al respecto.


Clínica veterinaria A Media Lúa: Garrapatas, un peligro para mascotas y humanos


QUÉ SON Y QUÉ ENFERMEDADES PUEDEN TRANSMITIR

Las garrapatas son unos artrópodos arácnidos emparentados con los ácaros, y están ampliamente distribuidos por todo el mundo. Existen diferentes especies divididas en dos órdenes: ixódidos (garrapatas duras) y argásidos (garrapatas blandas).

El mayor peligro que suponen se debe a que, mediante su picadura, pueden transmitir enfermedades muy peligrosas, capaces de afectar tanto a animales como a personas. Por lo tanto, nosotros también debemos evitar que nos piquen las garrapatas, puesto que somos susceptibles de contraer las enfermedades que transmiten. Algunas de ellas son:

  • Piroplasmosis, causada por diversos parásitos sanguíneos (babesias spp) que destruyen los glóbulos rojos provocando anemia y, secundariamente, fallo de los riñones.
  • Infecciones por hemoplasmas en gatos (Mycoplasma haemofelis y Candidatus mycoplasma haemominutum), que también provocan anemia.
  • Ehrlichiosis, producida por E. canis o E. ewingii, que puede dar diversa sintomatología (ocular, respiratoria, neurológica, cojeras o sangrado nasal, etc.).
  • Anaplasmosis, producida por A. platys o A. phagocyophilum, que puede provocar cojeras o alteraciones sanguíneas como trombocitopenia, anemia o déficits de coagulación.
  • Fiebre de las montañas rocosas o rickettsiosis, causada por R. rickettsii que, como su nombre indica, además de cursar con fiebre y signos de malestar generales, también puede provocar cojeras, signos respiratorios, alteraciones sanguíneas y cardiacas entre otras.
  • Enfermedad de Lyme o borreliosis, dada por Borrelia burgdorferi, que también cursa con cojeras y dolores articulares y musculares, además de signos inespecíficos de malestar y, ocasionalmente, daño renal, cardiaco y neurológico.

Todas estas enfermedades son graves y requieren de diagnóstico veterinario y tratamiento adecuado lo antes posible, para lograr una correcta recuperación y evitar complicaciones.


Clínica veterinaria A Media Lúa: Garrapatas, un peligro para mascotas y humanos


RECOMENDACIONES

  • Si descubrimos a una garrapata picando a nuestra mascota, es decir, enganchada a la piel, debemos retirarla lo antes posible, o acudir al veterinario para que lo haga. La forma correcta de retirarla es arrancarla sujetándola con firmeza por la cabeza (lo más pegado posible a la piel del animal), con una pinza específica para retirar garrapatas, o unas pinzas de depilar, para evitar dejar enterrado parte del aparato chupador. También podemos optar por aplicar un producto antiparasitario que mate a la garrapata y, simplemente, esperar a que se suelte y se caiga sola.
  • Los días posteriores a haber sufrido una picadura de garrapata puede aparecer una reacción inflamatoria en la zona de la picadura. Es muy importante vigilar a nuestra mascota en estos días y, en caso de notarla enferma, acudir al veterinario e informarle de ello. Los síntomas más frecuentes que podemos advertir en las mascotas picadas por garrapatas incluyen apatía, decaimiento, anorexia, dolor muscular o articular (que se manifiesta en forma de cojeras o malestar), mucosas pálidas, orina de color oscuro y, a veces, aumento evidente del consumo de agua y de la producción de orina. También pueden cursar con fiebre.
  • Es importante proteger a nuestras mascotas mediante productos antiparasitarios externos como collares, pipetas o pastillas antiparasitarias que las defiendan eficazmente frente a estos artrópodos.
  • Es recomendable evitar zonas de hierba alta y matorral, ya que es donde suelen encontrarse las garrapatas. También debemos revisar a nuestra mascota al regresar de un paseo por el campo, por si alguna se le ha subido encima (frecuentemente en patas y en las orejas, por ejemplo).
AddThis Social Bookmark Button