Cirugías de esterilización de gatas

Clínica veterinaria A Media Lúa: Cirugía de esterilización de gatas


La esterilización de gatas es una práctica habitual en la actualidad, entre otras razones por sus ventajas para la salud del animal y para la convivencia diaria con su familia. En este artículo os ofrecemos más información…


¿En qué consiste la cirugía de esterilización de gatas?

Se trata de una intervención mediante la cual se realiza la extirpación de ovarios y útero. Este proceso se llama Ovariohisterectomia, y se realiza mediante anestesia general. Nuestro protocolo habitual es que tu gata llegue a la clínica por la mañana, realicemos una analítica preoperatoria adaptada a su edad y estado de salud actual y, tras comprobar que todo está correcto, comencemos con la anestesia. La duración de la cirugía varía un poco según el peso del animal, pero es una intervención corta.

Tras la intervención las dejamos en la zona de reanimación, con calor y completamente controladas hasta que, poco a poco, se recuperan totalmente y, salvo casos muy excepcionales, es misma noche vuelven a casa.

La incisión en nuestras cirugías suele ser lo más pequeña posible y con sutura intradérmica. De esta forma, no tendrá puntos externos y la cicatrización será más rápida y estética. El postoperatorio es muy sencillo y de corta duración.


¿Cuáles son las ventajas de la esterilización de gatas?

  • Longevidad: debido a la disminución de la probabilidad de padecer numerosas enfermedades y a su mejora de calidad de vida, las gatas esterilizadas suelen tener una longevidad mayor que las que no lo están.
  • Salud: si esterilizamos a nuestra gata antes de su primer celo, numerosos estudios calculan que se reduce en un 95% la posibilidad de padecer cáncer de mama, que en el caso de las gatas suele tener una malignidad muy importante. Al realizar la esterilización entre el 1 y 2 celo se reduce en un 85% esta posibilidad.
  • Prevención: también se previene la aparición de piometras (infecciones de útero), que aparecen en aproximadamente un 40% de las gatas sin castrar. Su solución más frecuente es mediante una cirugía de urgencia que entraña mayor riesgo que una esterilización convencional. En animales que padecen cualquier enfermedad (inmunodeficiencia, diabetes, etc.), al evitar los cambios hormonales, también se evitan los cambios que se producen en el sistema inmune por lo que, como indicábamos, serán animales más longevos al evitar que se desestabilicen patologías de base.
  • Tranquilidad: las gatas durante su época de celo vocalizan enormemente, intentan escapar de casa en busca de un compañero, e incluso en algunos casos aparecen problemas de conducta asociados. Al esterilizarla este comportamiento desaparece.
  • Control de la reproducción: sobre todo en gatas de vida libre o semi-libre, evitaremos camadas no deseadas.

Respuestas a vuestras principales dudas

  • ¿Cuándo podré llevármela a casa?: lo normal es que esa misma noche tu gata pueda volver contigo a casa. Los cuidados básicos serán la vigilancia y evitar que se lama la herida. En gatas normalmente os recomendamos la utilización de un pijama post-quirúrgico, puesto que se suelen estresar mucho menos que con un collar isabelino.
  • ¿Va a engordar?: tras la esterilización de nuestra mascota se produce un descenso de su metabolismo basal, por lo que debemos realizar un ajuste de su dosis de comida diaria ya que sus necesidades han bajado. Esto suele ser suficiente para que mantengan su peso, siempre y cuando no tengan aportaciones extra a su comida.
  • ¿Dejará de cazar ratones?: estos comportamientos tienen que ver con la predisposición genética de los animales a realizar estas funciones, y en ellas no juegan ningún papel las hormonas, por ello no habrá ningún cambio.

Si tienes alguna duda, no dudes en acercarte a la clínica veterinaria A Media Lúa o contactar con nosotras: ¡estaremos encantadas de ayudarte!

AddThis Social Bookmark Button